Dónde comprar buzos de lana merino


Foto: Zarvich.


Los buzos de lana se sienten bien. Son suaves, abrigados y conservan el calor corporal, y al mismo tiempo dejan a la piel respirar (a diferencia de los sintéticos que tienden a hacernos transpirar). La lana, además, es un material renovable: cada oveja produce unos cinco kilos por año y, una vez esquilada, recupera su pelaje. Cuando lavamos un buzo de acrílico se desprenden microplásticos que van a parar –y contaminar— a los océanos. La lana, en cambio, no.


Las ventajas son muchas, pero la lana es cara en todas partes del mundo. A pesar de que Uruguay es un país con tradición en criado de ovinos, incluso acá es un material costoso y a esto se suma el trabajo de los tejedores (generalmente mujeres) que pueden estar hasta cuatro días confeccionando una prenda. Actualmente, los precios rondan los cuatro mil pesos, llegando hasta los siete mil. Si se los lava a mano, se los seca al sol y se los mantiene bien, pueden llegar a durar décadas. Teniendo en cuenta esto, es una inversión que vale la pena. Y el lujo hoy se trata de eso, de tener poco y que dure.


En el mercado local existen varias opciones, desde la lana virgen y sin teñir como la que usan en Don Báez y los clásicos buzos de Manos del Uruguay hasta diseños más contemporáneos como los de Zarvich, Pastiche, Geoda y Agustina Elhordoy. Aquí una lista con lo más destacado.


Agustina Elhordoy



Alba



Ana Livni



Cardan Cabos




Corazón del Sur


Don Báez



Geoda



Grena



La Bordona


La Pasionaria



Manos del Uruguay



Marina Nature



Pastiche


Pura Lana



Puro Punto



Rotunda



Selva Juana



Tach Clothing



Terra Tejidos



Zarvich



Zara

(Fíjense que diga 100% lana, los que dicen "con lana" son puro acrílico)